Saltar al contenido

Purgar radiadores

Purgar radiadores en el sistema de calefacción es una tarea que hay que realizar periódicamemente, esto ayudará a la eficiencia energética y calorífica que proporciona la caldera y maximizará su rendimiento en un 100%.

Pero ¿Que es en realidad el purgado de radiadores? ¿Como se efectúa? Si quieres aprender de forma sencilla como hacerlo correctamente sigue leyendo. En definitiva ¿para que sirve purgar radiadores?

¿Que es purgar radiadores?

El purgado de radiadores se realiza cuando un radiador no rinde perfectamente debido a que ha entrado aire en el circuito de calefacción. Esto sucede de forma normal y no significa en ningún caso que exista alguna fuga o problema en la instalación.

Cuando esto sucede la parte alta del radiador o algunas de los elementos del radiador no alcanzan la misma temperatura que el resto y es porque el radiador no está del todo llego de agua como debiera. En ese caso es necesario purgar los radiadores para expulsar el aire que contienen.

¿Como se purga un radiador?

Por lo general todos los radiadores llevan un purgador en alguno de los lados del radiador, a excepción de los sistemas con purgadores automáticos. Estos purgadores se accionan mediante un destornillador plano o a veces incluso con la propia mano.

  1. Para purgarlo deberemos tener en primer lugar la calefacción apagada para evitar quemaduras, pues el agua que pueda salir nos podría producir alguna lesión.
  2. Colocaremos un vaso o un recipiente lo suficientemente grande como para manejarlo con comodidad y evitar que se derrame agua al suelo.
  3. Después giraremos el tornillo alojado en el purgador girándolo suavemente hacia la izquierda (dirección contraria a las agujas del reloj) procurando que el tornillo no se salga de su sitio.
  4. En algún momento empezará a salir aire o agua.
  5. Si sale aire esperaremos hasta que salga agua y en el momento que salga agua el radiador ya estará purgado.
  6. Una vez purgados todos los radiadores de la vivienda tendremos que rellenar la caldera con la llave de llenado (leer instrucciones para cada modelo de caldera) y alcanzar una presión aproximada de 1.2 a 1.5 Bares. No obstante el fabricante es posible que indique otra presión recomendada.
  • NOTA: Si sabemos, o mas o menos creemos saber, que orden llevan los radiadores en la instalación sería conveniente enumerarlos e ir purgando los radiadores en orden. No es estrictamente necesario pero si es la forma más eficaz de purgar perfectamente los radiadores.
Así se purgan los radiadores

Problemas al purgar

  • Si después de seguir los pasos anteriores no saldría aire o agua, será necesario contar con un profesional que venga a revisarlo ya que es muy probable que el purgador esté atorado y sea necesaria su sustitución.
  • Si por el contrario no encontramos el purgador en el radiador posiblemente se deba a que se trata de un circuito estanco con purgadores centrales y que no sea necesario purgarlos de forma manual.
    • En este caso es posible que se trate de una calefacción central y tengamos que hablar con el adminstrador o presidente de la comunidad para que se ponga en contacto con el mozo de mantenimiento y efectúe el purgado.
    • También puede pasar que la caldera cuente con un sistema de purgado automático que esté estropeado en cuyo caso habrá que contactar con la casa de la caldera o servicio de mantenimiento para que realice una revisión.

¿Cuando se purgan los radiadores?

Después de un largo periodo de tiempo sin encender la calefacción es muy probable que sea preciso realizar cierto mantenimiento al sistema de calefacción. La tarea mas común es el purgado de radiadores donde repasaremos todos y cada uno de los radiadores de toda la instalación.

Cuando se trata de calefacciones centrales en viviendas con varios pisos, es importante saber que todos los radiadores de la instalación, es decir todas las casas, influyen en el correcto rendimiento de la calefacción central. Lo mas común es que las viviendas de los pisos mas altos sean los que mas problemas en este aspecto puedan tener y los primeros afectados cuando entra algo de aire en el sistema. Por eso es muy importante llevar a cabo un correcto mantenimiento en este tipo de instalaciones donde, al tener un circuito muy grande, son mas susceptibles a tener perdidas de presión.

¿Como saber que es necesario purgar?

Como decíamos antes, un síntoma común es la perdida de eficacia calorífica en el propio radiador. Se ve claramente cuando, con la caldera en marcha, una parte del radiador tiene una temperatura notablemente inferior que el resto. Pero no es el único síntoma.

Síntomas de un radiador mal purgado

  • Cuando existe aire en el circuito se oye un ruido como si hubiera un grifo mal cerrado, aunque no siempre.
  • La caldera se pone en marcha de forma inesperada. Este síntoma podría ser causante de otras incidencias, pero también podría ser que los radiadores necesitan ser purgados.
  • Una parte del radiador está fría y la otra está caliente. Es la forma más corriente de detectarlo.

Ventajas de tener bien purgados los radiadores

  • La eficiencia energética es máxima, ya que se aprovecha todo el rendimiento de la caldera para proporcionar el calor al hogar.
  • Evitamos ruidos por una mala circulación del sistema.
  • Ahorramos dinero ya que la temperatura ambiente subirá antes al usar por completo los radiadores.
  • Podemos evitar deterioros de los radiadores debido a una dilatación inadecuada.
  • La caldera trabaja mejor.
Summary
product image
Author Rating
1star1star1star1star1star
Aggregate Rating
5 based on 1 votes
Brand Name
Trucos
Product Name
Purgar radiadores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *